El placer de conversar

Hemos perdido el arte de la conversación. No sé si será por la costumbre de de ver debates de mayor o menor calidad, en televisión o simplemente, Porque vivimos en un mundo donde escuchar a los demás no está de moda..

Hoy quería reflexionar con ustedes respecto a esta costumbre tan negativa que tenemos cuando estamos hablando con alguien. Piensen y, recuerden la última vez que tuvieron una buena conversación. Una de esas en las que estaban activados y el tiempo se les pasaba volando. Un rato de aquellos en los que disfrutaban compartiendo lo que sentían o lo que pensaban, y atendiendo a lo que otras personas les proponían. Maravilloso ¿verdad?

En muchas ocasiones no estamos escuchando. Simplemente, y si lo hacemos, estamos esperando a que la otra persona termine de hablar para exponer nuestra opinión. Es como un diálogo de sordos. No se trata de intercambiar pareceres, sino de exponer el nuestro y, en cierta forma, intentar que sea el ganador.

De esta forma nos cargamos la posibilidad de aprender. De ver si lo que la otra persona nos está diciendo puede enriquecer o variar, lo que nosotros pensamos u opinamos..

Continuar de esta forma, además de no permitirnos ese enriquecimiento, no consigue que nos comuniquemos de ninguna manera. No envíalo. No es escuchar. Simplemente son pequeñas micro charlas. Dedicadas, principalmente a los otros mismos. A nuestro Ego. Podemos cambiarlo. No es complicado. Simplemente aprendamos a escuchar si juzgar.

Recuerden que pueden dejar sus preguntas o sugerencias. Las escucharé (o leeré). Hasta el próximo jueves.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

No hay celos buenos

No hay celos buenos. Los celos son una manifestación de desconfianza. Pero van mucho más allá. Son dependencia emocional. Y peligrosos.

Es inexplicable como no podemos ver como este fenómeno nos hace daño.

Es cierto que socialmente, los celos tienen una cierta buena prensa. Y esto es uno de sus mayores problemas.

Se asocia los celos con el amor. Sin ser conscientes que lo que realmente es es un sentimiento de propiedad. De control de la vida de la otra persona..

No se enamoramos de alguien por cómo es, pero lo primero que queremos hacer cuando comenzamos una relación, es cambiar cómo es esa persona. No te pongas esa falda, a donde vas con esos amigos o amigas …

Por esto es muy importante que aprendamos a detectar los primeros síntomas de celos. Expresiones como sin ti no puedo vivir, cuando tú no estás no soy nadie, la vida no tiene significado sin ti … y muchas otras no se están dando la clave de lo que nos puede esperar en esa relación..

Si tu chico o tu chica es celosa ¡Malo!

Es simplemente dependencia. Alguien que está buscando que la felicidad que no tiene se la proporcione otra persona. Eso no es amor. Y puede tener muy mal recorrido.

Cuanto antes nos alejemos de esa relación controladora mejor. No nos va a aportar nada.

Recuerda. No estás buscando una media naranja para completarte. Ya eres una naranja completa. Si encuentras otra, asegúrate que también lo sea.

¡Les espero la próxima semana!