El coraje emocional

La psicóloga Susan David comparte cómo la manera en que manejamos nuestras emociones determina todo lo que nos importa: nuestras acciones, carreras, relaciones, salud y felicidad. En esta charla profundamente conmovedora, humorística y potencialmente transformadora de la vida, desafía a una cultura que aprecia la positividad por encima de la verdad emocional y discute las poderosas estrategias de la agilidad emocional. Una charla para compartirse.

Anuncios

Atrévete a no estar de acuerdo

La mayoría de las personas instintivamente evitan el conflicto, pero como nos muestra Margaret Heffernan, un buen desacuerdo es fundamental para el progreso. Ella ilustra cómo (a veces contraintuitivamente) los mejores socios no son eco uno del otro y como los equipos excelentes de investigación, relaciones y negocios, permiten que las personas tengan profundos desacuerdos.

Bueno o malo. Difícil de decir.

Fiona, la hija de Heather Lanier, tiene síndrome de Wolf-Hirschhorn, una enfermedad genética que causa retrasos en el desarrollo… pero esto no la hace trágica, angelical o ninguno de los otros estereotipos con los que se etiqueta a niños como ella. En esta charla sobre la hermosa, complicada, alegre y ardua tarea, de criar a una niña inusual, Lanier cuestiona nuestras suposiciones sobre lo que hace que una vida sea buena o mala. Nos desafía a que dejemos de buscar soluciones para lo que consideramos ‘anormal’ y a que, en su lugar, aceptemos a la vida tal y como es.

La historia de nuestras emociones

Las palabras que utilizamos para describir nuestras emociones afectan la manera en que sentimos, dice la historiadora Tiffany Watt Smith, y con frecuencia esas emociones han ido cambiando, a veces de forma muy drástica, en respuesta a nuevas expectativas e ideas culturales. La nostalgia, por ejemplo, que se definió por primera vez en el año 1688 como una enfermedad considerada mortal, hoy en día es vista como un mal considerablemente menos grave.

Esta fascinante charla sobre la historia de las emociones nos demostrará que el idioma utilizado para describirlas está en constante evolución, y nos enseñará también algunos términos nuevos usados en distintas culturas para plasmar esos fugaces sentimientos.

 

No te avergüences de hablar de tu salud mental

Ser honest@s acerca de como nos sentimos, no nos hace débiles. Nos hace humanos.

Sangu Delle

En esta magnífica charla Sangu Delle, nos habla de Salud Mental, es estigam, de sufrimiento, de incomprensión, de dolor … De como en Africa (Nigeria), el miedo a estar loco, termina aislando a las personas.

Una corta charla que quizás nos ayude a entender y a entendernos un poco más.

 

Cambiemos nuestras ideas

La perspectiva lo es todo, sobre todo cuando concierne a tus creencias. ¿Eres un soldado, dispuesto a defender tu punto de vista a toda costa? ¿O un explorador, movido por la curiosidad?

Julia Galef examina las motivaciones que hay detrás de estas dos actitudes y cómo moldean la forma en la que interpretamos la información, todo mezclado con una lección de historia imponente de la Francia del s. XIX.

Cuando pongas a prueba tus opiniones más firmes, Galef te pregunta: “¿Qué es lo que más deseas? ¿Deseas defender tus propias creencias o deseas ver el mundo lo más claramente posible?”.

Una magnífica charla sobre como podemos comenzar a cambiarnos a nosotros mismos. Tan sencillo como observar, sin juzgar.

Hablar con extraños

Cuando hablamos con extraños, hacemos bellas interrupciones a la narrativa diaria de nuestras vidas… y las de ellos“, dice Kio Stark. En esta charla deliciosa, Stark explora los beneficios ignorados de sobrepasar la molestia cuando se trata de extraños y acoger los momentos profundamente bellos de conexión auténtica.

¿Qué realidad estás creándote?

La realidad no es algo que percibes, es algo que creas con tu mente. Isaac Lidsky aprendió esta lección profunda de primera mano, cuando circunstancias inesperadas de la vida le proporcionaron valiosos conocimientos. En esta charla introspectiva y personal nos anima a dejar atrás excusas, suposiciones y miedos para aceptar la increíble responsabilidad de ser los creadores de nuestra propia realidad.

¿Cómo se vive la vida con los ojos abiertos?

Es una disciplina que se aprende. Puede enseñarse. Se puede practicar. Lo voy a resumir muy brevemente.

Házte responsable de cada momento, cada pensamiento, cada detalle.

Ve más allá de tus miedos.

Reconoce tus suposiciones.

Aprovecha tu fuerza interna.

Silencia tu crítica interna.

Corrige tus ideas erróneas sobre la suerte y el éxito.

Acepta tus puntos fuertes y débiles, y entiende la diferencia.

Abre tu corazón a sus bendiciones abundantes.

Tus miedos, tus críticas, tus héroes, tus villanos, son tus excusas, racionalizaciones, atajos, justificaciones, tu rendición. Son ficciones que percibimos como realidad.

Opta por ver a través de ellos. Opta por dejarlos ir. Eres el creador de tu realidad. Un gran poder viene con una gran responsabilidad. Elige salir de túnel de miedo a un terreno desconocido e indefinido. Elege construir allí una vida  Sin estar solo

f59b73ae02a027c8af339d74733dfc1fd7b66524_2880x1620.jpg

Inadaptada

Para aquellos que sienten que no pertenecen a ninguna parte, existe belleza en ser inadaptado. La escritora Lidia Yuknavitch comparte su propio viaje díscolo en un collage íntimo de historias sobre pérdidas, vergüenza y el lento proceso de la autoaceptación. “Incluso en el momento de tu fracaso, eres hermosa”, dice ella. “Tú no lo sabes todavía, pero tienes la capacidad sin fin de reinventarte. Esa es tu belleza”.

Hay un mito en la mayoría de culturas acerca de seguir los sueños. Se llama el viaje del héroe. Pero yo prefiero un mito diferente, que está ligeramente al margen o por debajo del otro. Se llama el mito del inadaptado. Y dice así: incluso en el momento de tu fracaso, en ese momento, eres hermoso. Tú no lo sabes todavía, pero tienes la capacidad de reinventarte sin fin. Esa es tu belleza.

Puedes ser un borracho, un sobreviviente de violencia, puedes ser un exconvicto, puedes ser un sintecho, puede que pierdas todo el dinero el trabajo o a tu marido o esposa, o lo peor de todo, a un hijo. Puedes incluso perder tus canicas. Puedes estar en el punto muerto en el centro de tu fracaso y aún así, solo estoy aquí para decirte: Eres tan hermoso. Tu historia merece ser escuchada, porque eres un inadaptado raro y extraordinario.

Uds., personales especiales, son las únicas en la sala que puede contar su historia.