Tolerancia Navideña

No existe la Navidad ideal, solo la que usted decida crear como reflejo de sus valores, deseos, personas queridas y tradiciones.
Bill McKibben

Se acercan los tiempos de encuentros y reencuentros. La navidad es la fecha por excelencia de los mismos. Tanto las reuniones de empresa, de amigos, como las propias de las festividades navideñas, son momentos de recuerdos, de diversión y … de problemas.

En estas ocasiones grupales se unen muchas emociones que, regadas por el alcohol, suelen derivar en circunstancias cuando menos incómodas. Sean compañeros de trabajo que deciden manifestar lo que piensan de sus iguales, o de sus superiores, o familiares que solamente vemos en estas fechas, los encuentros navideños pueden ser un auténtico calvario para muchas personas.

El primer consejo para afrontar estas situaciones no puede ser otro que la consciencia. Saber como nos sentimos, con quien vamos a estar, y repasar todo aquello que nos une y nos separa. Es importante dejar aflorar lo que nos puede estar incomodando o molestando en un ámbito individual o íntimo. Contarle a alguien de confianza lo que nos hace sentir el tener que compartir mesa con personas que no son santo de nuestra devoción. Digamos que sería una primera descompresión, para poder identificar una posible salida de tono o evitar interacciones conflictivas en estas reuniones.

Nuestra segunda recomendación es todavía más lógica: La moderación. O incluso la evitación del consumo de alcohol u otras sustancias, que pueden hacer caer las barreras emocionales y provocar que nos podamos arrepentir después de ello. Se que no es sencillo, pero puede llegar a solucionar gran parte del estrés navideño.

La tercera -y última-, es quizás la más complicada: La tolerancia. Es el mínimo requisito para una navidad en compañía. Si la practicamos estaremos contribuyendo, además, a salir de la ecuación de los problemas navideños, para incorporarnos al grupo de las soluciones. Quienes se preocupan de lo que podemos pensar, decir o hacer, dejarán de tener que hacerlo.

Es una buena época para ejercer nuestra compasión, entrenar el perdón, evitar los juicios y olvidarnos de nuestro ego.

Anuncios

¿Qué es el amor verdadero?

Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?
Fernando Pessoa

Hace ya algunos años, el psicólogo Robert Sternberg, propuso una sencilla explicación aunque exhaustiva sobre el amor.

Sternberg divide el amor verdadero en tres partes. Vamos a verlas de forma que sea sencillo el poder aplicarlas a nuestra realidad. Esto nos podrá ayudar a saber si lo que tenemos en nuestra relación es amor verdadero o no.

Pasión. Incluye atracción física y sexual. Puedes oir música o tintineos y no puedes dejar de pensar en la persona amada. La atracción es abrumadora. Es el reino de las feromonas. Saltan chispas de electricidad y burbujeos químicos. Tienes una necesidad imperiosa de reciprocidad en tus sentimientos. Para la mayoría de las personas este es el inicio del enamoramiento.

Intimidad. La intimidad lleva al apego. Crea cercanía y conectividad. Llamamos a este proceso estar vinculado con otra persona. La intimidad crece, en primer lugar, pasando mucho tiempo con la otra persona. Sigue creciendo al compartir más y más aspectos de nuestra vida. Se sustenta en la confianza y la seguridad. Si no puedes confiar en una persona ni te sientes seguro con ella, la intimidad desaparece y degenera en desconfianza y sospecha.
La intimidad requiere paciencia, y muchos no están preparados para esta tarea. Cuesta. Implica mucha comunicación y generosidad. Si una persona ha sido dañada por relaciones previas, pueden tener muchas dificultades debido a expectativas negativas. La tendencia es a proyectar el pasado sobre la relación actual.

Compromiso. Implica la habilidad para estar conectado pase lo que pase. Una persona madura sobrelleva los malosentendidos y los enfados. La clave para permanecer juntos es creer en la otra persona, no prejuzgarla, nunca. Es trabajar de forma positiva para resolver los problemas. Para construir una relación se deben superar las barreras y asumir que la pareja también está trabajando para solucionarlo.

El compromiso implica ser conciliadores, por encima de nuestras emociones transitorias. No es sencillo, es un contrato que asumimos y por el cual debemos trabajar. Se puede romper, sin duda, no es una tarea para débiles. El compromiso implica estar al lado del otro aunque las cosas se pongan difíciles.

Desde luego que el compromiso no implica que se deba estar de acuerdo en todo, significa entender las diferencias del otro, y respetarlas.

El amor verdadero tiene estos tres componentes, al menos para Robert Sternberg.

Y para ti ¿qué es el amor verdadero?

¿Te estás haciendo las preguntas correctas?

Hoy toca preguntas. Si les apetece, dejen sus respuestas en los comentarios de la entrada.
Si no es así, al menos díganselas a ustedes mism@s

Citas2b.001

1. ¿Dónde te gustaría estar exactamente dentro de un año?
2. ¿Qué puedes hacer tú desde este mismo instante para ser más feliz y vivir mejor?
3. ¿Qué 3 objetivos quieres marcarte para cumplir en un plazo de 3 meses?
4. ¿Cuál es tu orden de prioridades de acuerdo a una vida feliz y cómo puedes ajustar tu situación presente a ese orden de prioridades con el objetivo de ser fiel a tus valores?
5. ¿Cuanto tiempo dedicas a hablar sobre tus alegrías?
6. ¿Qué consejos de felicidad le darías tú a tu mejor amigo?
7. ¿Qué es lo que de verdad te hace sentir feliz?
8. ¿Estás haciendo aquello que te hace feliz?
9. ¿Qué es lo más importante para ti al día de hoy?
10. ¿En qué grado te implicas en tu destino tomando decisiones que conecten con aquello que de verdad deseas?

MEJOR JUNTOS

Cáritas es la ONG responsable de este sorprendente y didáctico vídeo que vas a ver.

Más de 1000 millones de personas pasan hambre en este mundo habiendo alimentos suficientes para alimentar a todos y cada uno de los seres humanos. Este es un grave problema que Cáritas ha dedido afrontar en este vídeo titulado: “Una sola familia humana. Alimentos para todos”.

Durante la presentación del vídeo, responsables de la ONG dijeron que estaba basado en la alegoría de las cucharas largas. El vídeo no tiene ni voz, ni texto para que lo puedan entender fácilmente tanto niños como adultos.

Las 164 organizaciones internacionales que componen Cáritas han dicho basta ya y se han propuesto acabar con este problema para el año 2025. ¿Lo conseguirán? ¿Es algo utópico? ¿Es un problema cuya solución llegará a más largo plazo? El tiempo lo dirá.

La solución pasa por un compromiso de los gobiernos de todas las naciones del mundo.

via numaniaticos.com

¡NO TE QUEJES!

Nadie se queja de tener lo que no se merece

Jane Austen

Lo sé. Puede resultar muy duro decirlo así. Pero lo cierto es que nos hemos acostumbrado a ello.

La crisis me ha fastidiado la vida, mi relación de pareja no me deja vivir, todo el mundo me trata mal …

Son expresiones que escuchamos constantemente y que, aunque pueden ser ciertas, nos pueden llevar por un camino realmente complicado de transitar.

Es cierto que hay muchas cosas a nuestro alrededor que no podemos controlar. Pero lo que nos diferencia es la forma que tengamos de reaccionar frente a ellas.

Quejas

Podemos empezar por tres afirmaciones que nos ayuden a manejar mejor nuestros problemas, ¡o nuestra vida!

  1. El mundo no te debe nada. ¡Pues es verdad! Esperar de un ente abstracto que haga justicia, según nosotros creemos merecer es un camino definitivo hacia la dependencia emocional. El planeta continuará sin nosotros, no lo dudes. Sólo siendo consciente de esto seremos capaces de gestionar lo único que aportamos a él: nosotros.
  2. Tu estás al cargo. Si miras hacia atrás, serás consciente que la mayoría de las cosas que has hecho hasta ahora las has decidido tú. Seguro que muchas han sido provocadas por las acciones de otros, pero tu reacción es genuinamente tuya, ¡aunque no te guste! No tener a quien culpar puede resultar estresante, pero una vez lo entiendes, es absolutamente liberador.
  3. 3.      No puedes ser líder si actúas como una víctima. Hay reglas, sin duda. Pero las que realmente te limitan son aquellas que te autoimpones. Si piensas que todo lo que te ocurre es por culpa de alguien o de algo, evitas pensar que puedes cambiar algo. No te sientes responsable.

Dicho esto ¿qué puedes hacer para darle la vuelta a tu vida? Parece algo obvio. Comprométete contigo, se consciente de lo que quieres hacer y busca la forma de conseguirlo. Intenta vivir la vida en cada momento.