Valores 2.0

El respeto es una calle de dos vías, si lo quieres recibir, lo tienes que dar.
R.G. Risch.

¿Vale la pena?¿De verdad tenemos que hablar de los valores?¿No es algo ya pasado de moda?

Obviamente. Mi respuesta ya la conocen ¡Si!

La exposición constante y multicanal, que experimentamos diariamente, hace difícil que muchos de nuestros valores, supuestamente más arraigados, resistan. ¡Y no son los jóvenes! La difusión en redes sociales y medios de comunicación varios, de contenidos reprobables y que atentan contra la dignidad humana, es el pan nuestro de cada día.

Encontramos como un youtuber, cuelga como le da galletas con dentrífico a una persona sin hogar, como se difunden imágenes de agresiones en centros educativos, como un presidente responde por twitter … Tiempos raros, que diría un buen amigo mío.

Entendiendo la indignación que estos modos pueden llegar a causar, no creo que la solución sea invadir los juzgados con denuncias sobre ellas. Al menos no en la extensión en la que parece estar ocurriendo.

Al contrario. Es necesario recuperar o refrescar los valores esenciales del respeto y la eduación. Y esto empieza por la dignidad y el derecho de los demás a elegir. La constitución española nos puede dar algunas ideas. Otras las podemos extraer de culturas más comunitarias y respetuosas con las personas. No resulta tan complicado. -No hagas a otra persona lo que no te gustaría que te hiciesen a ti, o a tu familia, o a tus amigos, o a tus creencias … -. Admitiendo que pueden haber excepciones, y que muchas tropelías se acogen a tradiciones o religiones, creo que este podría ser un buen punto de partida para recuperar una convivencia más sana y empática.