Desde cumpleaños hasta bodas y graduaciones, este año se han cancelado muchas celebraciones personales y colectivas. Otras han tenido que modificar su formato. Esto nos puede llevar a la tentación de minimizar la importancia de las celebraciones de Navidad, indudablemente muy condicionados por lo que pueden conllevar de relajación de las medidas de protección que nos asola. 

Los mensajes que nos llevan a minimizar la importancia de estas fiestas para muchos, no son buenos para nuestra salud mental. Al contrario. Después de un año difícil, esto podría ser exactamente lo que necesitamos. La Navidad tiene importantes funciones sociales, culturales y religiosas. Celebrarla, con todas las precauciones necesarias es un fantástico ejercicio que nos ayudará a ver el futuro de una forma esperanzadora.

Fue el sociólogo Émile Durkheim quien acuño el término “ efervescencia colectiva ” para describir ese estado de ánimo positivo que sentimos cuando participamos en actividades sociales que traen alegría colectiva y nos hacen sentir parte de una comunidad más grande. 

Esto es lo que ocurre en Navidad. Son muchas las investigaciones que han demostrado que las diferentes manifestaciones de sentimientos y comportamientos positivos que se muestran en Navidad, nos hacen sentir más cerca de los demás teniendo, en este difícil año, un especial significado de gratitud, generosidad y compromiso comunitario.

Aunque no podemos hacer todo lo que haríamos normalmente este año sí podemos, si así lo decidimos, experimentar algo de esta efervescencia, echándole imaginación, cariño y mucho humor en unos momentos en que son muy necesarios.

Los rituales son importantes por derecho propio. Nos ofrecen estructura y previsibilidad en nuestras vidas y realizan importantes funciones psicológicas para controlar nuestra disminuir nuestra incertidumbre. Y con la ansiedad que nos está provocando, cualquier cosa que podamos hacer para mejorar nuestro bienestar mental, será bienvenido.

Los rituales forman una secuencia o patrón que se repite de una manera particular y que están imbuidos de simbolismo y significado personal. Para Navidad, estos suelen incluir celebraciones religiosas, compra de regalos, fiestas, reencuentros y otras muchas situaciones especiales que nos hacen sentir cerca de las personas que queremos.

Este año, estamos viendo cómo muchas personas y ciudades, han puesto adornos navideños antes de lo habitual como una reivindicación de estas fiestas e intentar levantar el ánimo general. Como hemos comentado, existe evidencia de que esto funciona, ya que las investigaciones muestran que los rituales navideños desempeñan un papel en la creación de una sensación de bienestar y satisfacción. En estos tiempos complicados, pueden ser un importante potenciador, además, de nuestra resiliencia. De esa capacidad de superar, en este caso como sociedad, los momentos más complicados, y salir adelante airosos.

Por eso es importante mantener los rituales asociados con la Navidad, incluso si no los experimentamos de la misma forma o tenemos que adaptarnos a las necesarias restricciones.
Hasta los olores navideños pueden evocar recuerdos de tiempos pasados. Aunque ahora nos encontramos en circunstancias completamente diferentes, ante estos estímulos, nuestro cerebro nos hará sentir bien al desencadenar recuerdos felices.

Los rituales también juegan un papel clave en la cohesión social, como ocurrió en los tiempos de confinamiento con los aplausos a las siete de la tarde. Cuando nuestros rituales se interrumpen, se desafía la noción de quiénes somos como grupo social. Después de un año en el que ya hemos tenido tanta interrupción en nuestras rutinas, los rituales navideños pueden ofrecernos una sensación de conexión y certidumbre nuevamente.

Puede que este año muchos de nosotros nos veamos a través de pantallas, o que muchos otros no pudieran venir … pero no olvidemos qué, aunque estemos más distanciados este año, no debemos dejar de felicitarnos estas fiestas y desearnos un año próximo mucho más esperanzador de lo que ha podido ser este.

Así que adelante, ponga ese árbol de Navidad. Incluso si no hay tanta gente reunida a su alrededor este año, nos hará sentir mucho mejor.

Feliz Navidad

2 pensamientos

  1. Feliz Navidad 🎁 salud y muchas bendiciones. Gracias por tu mensaje y como todos tenemos ilusiones y pensamientos positivos que si este año será mejor que el que estamos pasando. Un mensaje grato nos da esperanza de saber que aun en distancia no estamos solos al contrario estamos mas unidos que ante reflexionando y tomando conciencia de todo aquello que ignoramos I le dimos  omisión de el derecho de ser agradecidos. Gracias por estar.  Te agradezco mucho el mensaje. Desde aquí y tú allá, prendamos el árbol 🌲 de navidad con miras al futuro de un buen 2021 que se acerca con buenas vibras y bendiciones para todos. Feliz Navidad Leocardio , hasta pronto . 🌷

    Enviado desde Yahoo Mail para iPhone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .