Pensar que podemos conseguir todo lo que queremos, sin esfuerzo, nos puede llevar a una enorme frustración. Aquello que realmente vale la pena nos costará perseverancia, conocimientos y sí, sacrificio. Porque pensar que con solo desearlo podemos conseguir algo forma parte de un perjudicial estilo de pensamiento positivo que nos devuelve a nuestra infancia. Aquella en la que con llorar y patalear un poco, era suficiente para obtener lo que deseábamos.

En psicología a este fenómeno lo denominamos “tolerancia a la frustración” y, es algo que se entrena. Es la capacidad de entender que para conseguir bienes mayores, tendremos que pasar por momentos de dificultad –incluso de incomodidad-, hasta lograrlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.