Y cómo superarlas

Cuando se produce una ruptura sentimental, la forma en que la interpretamos, es algo muy personal. Cada un@ tiene su ritmo, su forma, y su tiempo. Y no guarda relación con la intensidad de nuestro amor. A veces ni siquiera con las circunstancias que han podido rodear esa ruptura.

Por ello es necesario que te des permiso y no intentes forzarte a superarlo. Qué aprendas escucharte, para que todo se vaya desarrollando de la mejor manera posible.

Puedes sentirte mal, vulnerable, sól@… Puedes pensar que es mejor no sentir el dolor, o evitarlo con distracciones y ocupaciones pero, al final, saldrá la superficie. Si va a doler es precisamente ahora cuando tiene que ocurrir.

Aceptas las emociones que surgen. Siéntelas y exprésalas. No es el momento de hacerte el fuerte, no te lo guardes todo para ti. Con el tiempo, el dolor irá disminuyendo.

Date tiempo para ir superándolo. Prepárate para las recaídas. Hoy puedes estar bien, pero algo inesperado, una visita, el aniversario, las Navidades, te pueden hacer sentir que estás como al principio, que vas para atrás. No es así. Los momentos más difíciles se suelen presentar cuando los demás piensan que ya deberías haberte recuperado..

Sé paciente contigo mismo.

No temas aplazar las decisiones importantes, como vender la casa, cambiar de trabajo, marcharte a otro lugar … Tómate tu tiempo para considerarlas y hacerlo de la mejor manera posible.

Busca y acepta el apoyo de otras personas. Sigue en contacto. Necesitas su presencia, su preocupación y su atención. Dale la oportunidad a quien quiere ayudarte, a las personas queridas, de estar a tu lado. No te quedes esperando su ayuda y pídeselas.

Descansa, disfruta, diviértete, ríe con tus amigos, bromea… Tienes todo el derecho..

Reconoce la pérdida.

Aceptar la dura realidad de que tu relación ha terminado no resulta fácil. Podemos entenderlo, pero lo realmente difícil es aceptarlo. Durante un tiempo no te lo vas a poder creer. Vas a pensar que esto es una pesadilla, una etapa, que va a volver….

Pero llegará el día en que pierdas toda esperanza. Es un momento muy doloroso pero necesario y liberador..

Expresa el dolor.

Aunque parezca duro, necesitas sentir el dolor y todas las emociones que le acompañan: tristeza, rabia, miedo, impotencia, soledad, culpa… Expresarlas una y otra vez, este Este es el camino, hasta que nos vaciemos de ellas.

Habrá quien te dirá: tienes que ser fuerte. No les hagas caso. No escondas tu dolor. Comparte lo que te pasa tu familia, con tus amigos… No te lo guardes todo para ti, por miedo a cansar o a molestar. Busca aquellas personas con las cuales puedes expresarte tal y como te sientes.

Aprende a vivir sin esa persona.

Tras el final de una relación, la vida sigue. Con sus actividades y con sus exigencias. Además, especialmente tenemos que aprender a desempeñar tareas qué antes hacía la otra persona, aprender a vivir solo, aprender a tomar decisiones por un@ mismo, aprender nuevas formas de relación con la familia y amigos….

Vuelve a vivir.

Llega un momento en que sabes que es necesario dejar atrás el dolor y el pasado. Comprender que esto se acabó. Que debes pasar página y empezar a construir una nueva vida.

La tuya.

Texto adaptado de newsalternativas.com

2 thoughts

  1. Muy buen post que puede servir de gran ayuda para aquellas personas que estén atravesando una ruptura sentimental o separación. Una situación que no todos sabemos como sobrellevarla. Gran artículo y reflexión. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.