Dicen que un problema compartido es un problema medio resuelto. Un equipo de psicólogos de la Universidad de Brigham, ha llevado a cabo una serie de estudios que sugieren que compartir nuestras buenas noticias, beneficia nuestra felicidad y satisfacción a largo plazo.

El estudio trataba de mostrar como existe algo especialmente positivo en compartir historias acerca de nuestras experiencias positivas con otras personas, más allá del placer que viene de hablar con un amigo o de recordar la propia experiencia.

Para ello registraron el estado de ánimo de docenas de sujetos tras compartir una experiencia positiva con un compañero o amigo, y lo compararon con otros estudiantes a los que se les solicitó que escribiesen su experiencia o que compartiesen algo neutro con un amigo. Los investigadores hallaron que compartir nuestras buenas noticias con otros es especialmente beneficioso, por encima de otras alternativas.

Parece ser que los beneficios que proporciona compartir nuestras experiencias positivas no son fugaces. En este estudio se concluye, asimismo, que aquellas personas que lo hacen de forma constante, perciben una sensación más estable de felicidad que aquellos que lo hacían un par de veces a la semana o de vez en cuando.

Pero esto no siempre es así. Para que compartir buenas noticias tenga el efecto positivo que deseamos, con quien la compartimos es parte importante de la ecuación. Debe responder de una forma activa y constructiva, señalan los investigadores.

Esto parece demostrar como la forma en que nuestros amigos o familiares responden a nuestras experiencias positivas resulta un magnífico predictor de la salud de la relación en el futuro.

El estudio no explica porque compartir nuestras buenas noticias nos hace sentir mejor que escribirlas o recordarlas. Nos podemos aventurar a suponer que compartir nos hace más felices que guardar las experiencias para nosotros mismos.
El mensaje parece suficientemente claro. La próxima vez que te ocurra algo positivo, no lo guardes para ti mismo. Como citan los autores del estudio. “La felicidad sentida es la semilla. Compartida, la felicidad es la flor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.