Aquel que desee convertirse en maestro del hombre, debe empezar por enseñarse a sí mismo antes de enseñar a los demás; y debe enseñar primero con el ejemplo antes de que lo haga verbalmente. Pues aquel que se enseña a sí mismo y rectifica sus propios procedimientos, merece más respeto y estimación que el que enseña y corrige a otros, eximiéndose a él mismo.
Gibran Khalil

Uno de los papeles más importantes de alguien que pueda ser referencia para los demás, es su ejemplaridad. Esto es aplicable a cualquier persona que se encuentre en una situación de visibilidad social, y que además lleva aparejada una cierta responsabilidad.

Cuando además de estos dos aspectos, unimos la representación de los ciudadanos, estos valores se vuelven especialmente relevantes. Esperamos que aquellas personas en las cuales depositamos nuestra confianza sean personas honestas, honradas y sinceras.

Si esto no ocurre, o si observamos que utilizan el poder que hemos depositado en sus manos para su propio beneficio, nos decepcionamos. Lo hacemos con quien lo hace pero, por extensión, lo hacemos también con muchas otras personas que si son ejemplares.

Por esto el daño que pueda hacer una persona que detenta un cargo público, va más allá de su propia responsabilidad. Se extiende a quien es la apoyan, justifican, o intentan minimizar su trampa. Haciéndolo nos llevan a cuestionar, incluso, los cimientos de un sistema.

Creo que es necesario, en este momento, recordar el importante papel de modelo que tienen las personas con responsabilidad política. Me atrevo a decir que ese papel está al nivel de cualquiera de sus otras capacidades. Nos está representando y, al mismo tiempo, nos están reflejando.

El agravio comparativo que supone para quienes intentamos seguir las reglas, entendiendo que están hechas para el beneficio de todos, se ve socavado profundamente cuando vemos que quien esperamos que las siga, se las salta. Las implicaciones que, a nivel personal, tiene estas actuaciones tramposas en nosotros van desde la inseguridad, la desconfianza y la desesperanza.

Y, cuando esto ocurre, nos empobrecemos como como individuos y como país. ¿A alguien le extraña que sean los países menos corruptos los que den mayor índice de felicidad en las encuestas?

One thought

  1. NO PUES WOOW,, maravillosas palabras,, me gusta la frase ‘hay una sola forma de enzenar y es con el ejemplo’ y nos abarca como padres,, ciudadanos,,y a las personas que tienen algun cargo de liderasgo,,, religioso,,o politico,,,por cierto muy bonita como frase ,,pero muy lejos de la realidad,,,, hablo de mis paises Mexico Y USA ,,,palabras de igualdad, justicia y democracia salen a borbotones por mis presidents,,, y son eso,,solo palabras ,,,y no se diga los lideres religiosos me refiero a religioens cristocentricas,que son de las que conosco un poco,,,hablando de amor al proximo y perdon,, y al mismo tiempo mandando (de palabra) a un infeirno a los que no creen o viven igual ,,enriqueciendose de la ignorancia y fanatismo del pueblo,, viviendo vidas de lujo mientras miles mueren de hambre 😦 por cierto igual que los presidentes de Mexico 😦 ,,porque los presientes de USA esos se enriquecen con las guerras
    ,,pero aun hay esperanza pora esta sociedad,,,por esos pocos que intentamos hacer la diferiencia en nuestro derredor, con lo poco que tenemos, que sabemos y que somos ,,solo guiados por el deseo de poder hacer la vida de los que nos rodean,,un poco major ❤
    Buenas Tardes 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.