Homenaje

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.
Leon Tolstoi

Se acerca ese momento del año en que a todos nos da por hacer planes. Es, como si dijéramos, el momento del cambio por excelencia. Queremos dejar atrás cosas y queremos ponernos con proyectos nuevos. Aunque, en muchas ocasiones, esto nos lleve a una lista interminable e imposible, que puede ser muy frustrante intentar cumplir.

Hoy te propongo empezar por lo que ya eres y por lo que ya tienes. Disfrutar de quienes te rodean y ser consciente de lo has conseguido en tu vida. En lugar de una lista de propósitos más o menos realistas, te invito a que te homenajees.

Empieza por sentir las personas que tienes contigo. Tu familia, amigos, quienes comparten tu jornada laboral, quienes viven a tu alrededor … Somos seres sociales y tener la consciencia de ello, de la importancia de la comunicación con otras personas, constituye algo esencial para nuestra conocimiento propio. Si bien es cierto que estar a solas es una magnífica opción, en ocasiones, esto debe ser una decisión, no algo inevitable.

¿Estás diciéndole a las personas que quieres y te quieren, lo importantes que son en tu vida?¿Lo estás haciendo con suficiente frecuencia? Hazlo, no lo dejes para mañana. Y ¡nunca caduca! Además, es un ejercicio que va en doble sentido. Ser consciente de quien tienes a tu lado, también hace que esas personas importantes en tu vida lo sean de que tu también estás para ellos.

Una vez hecho este repaso a las personas toca uno interior. Este puede resultar todavía más complejo que el anterior. No tenemos costumbre de hacerlo. Estamos siempre en otro lugar. En uno en el que creemos que deberíamos o querríamos estar. Estar contentos con quienes somos, aceptarnos, no es una costumbre habitual en este mundo de consumo. Y no nos va a resultar sencillo aprender a hacerlo. Pero, les aseguro que ¡vale la pena hacerlo! Es como si, de repente, descubriésemos ser alguien con quien nos gustaría pasar horas hablando.

Estos dos sencillos pasos, son solo el principio para salir de ese mundo de condicionales ,en el cual no parecemos estar satisfechos con nada ni con nadie. Y que nos lleva, en ocasiones, a una infelicidad constante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s