El trabajo más allá

¿Hay trabajo en un futuro exponencial?, el ebook que nos propone cursos.com, nos muestra la realidad de un escenario laboral cambiante, distinto, en el que son muchas las amenazas u oportunidades, según lo enfoquemos, que podemos encontrar.
Hemos vivido ¿o quizás debería decir -estamos viviendo-? una época de grandes cambios sociales, con profundos desequilibrios socioeconómicos que generan problemas a todos los niveles. Estos cambios, desde un punto de vista psicológico, exigen comprensión, aceptación y preparación.

La comprensión del cambio resulta un aspecto esencial para entender que es lo que está ocurriendo con el mercado laboral y, por ende, con nuestro estilo de vida. Para ello, debemos dejar de lado muchas de nuestras ideas previas, estructuras de pensamiento y ser capaces de “pensar fuera de la caja”. En el libro que les propongo, podemos ver algunos de los hechos innegables que estamos viviendo en la actualidad y que nos llevarán a un futuro laboral totalmente diferente al actual. Son datos innegables que requieren mirar más allá de nuestros apegos y nostalgias para imaginar un mundo diferente. Y mejor.

Y este es el segundo paso del cambio que me sugiere este conciso y contundente ebook: la aceptación. En el sentido más literal de la palabra. Podemos añorar o resistirnos a salir de nuestra zona de confort, pensando en aquellos momentos de abundancia del pasado (que en realidad existieron solo para unos pocos), o podemos subirnos al tren de este cambio para caminar con él. Es un enfoque activo, necesariamente. No vale quedarnos a la espera para “verlas venir”; esto no sirve. Es, literalmente, convertirnos en unos expertos en nuestro propio cambio. Y abrazarlo como una forma de vida.
Indudablemente, este nuevo paradigma, nos conduce a unas nuevas necesidades, que no tienen nada que ver con el modelo educativo formal clásico. Un modelo que implicaba cubrir una serie de pasos hasta obtener un determinado resultado. Es decir, comenzábamos nuestra educación en la más tierna infancia, e íbamos navegando, con mayor o menor éxito, por diferentes etapas que nos llevaban a un final, más o menos previsto.

Este modelo lleva olvidando hace muchos años el cambio, la necesaria adaptación y adecuación que necesita una formación continua. Así, cuando hemos llegado a una situación en la cuál muchas personas han tenido que dejar de trabajar en lo que habían hecho hace muchos años, nos hemos encontrado frente a un verdadero problema. O reto, como nos proponen en cursos.com.

Porque es indudable, que lo que estamos viviendo va más allá de una crisis económica. Es un cambio de modelo productivo. Muchos de los trabajos, como recoge el libro que les propongo, se han ido automatizando. Mientras hace unas décadas eran necesarias muchísimas personas para asegurar el mantenimiento, por ejemplo, de campos de cultivos, ahora no es así. Este trabajo está siendo controlado por sistemas informáticos que controlan el riego, las características del tiempo y muchas otras variables que, en el pasado, exigían muchas manos.

Ante esto, podemos negar el cambio, posicionándonos ante estos avances, o podemos ponernos a crear. A pensar a que podríamos dedicar nuestro tiempo, que nos diese para vivir y disfrutar de nuestra vida.

Es innegable que son dos posturas totalmente diferentes. Una viene determinada por el apego a lo que fue y queremos que vuelva; y la otra, ilusionante, que nos exige formarnos en nuevas disciplinas, modelos de trabajo o formas de producción.

Como se recoge en ¿Hay trabajo en un Futuro Exponencial?, los trabajos del futuro, vendrán determinados por tres características

  1. Su ubicuidad. Es decir, podremos trabajar (ya lo hacemos), desde cualquier lugar. Los espacios de trabajo estarán determinados por nuestra conectividad y capacidad de generar sinergías efectivas de desarrollo laboral. Podremos estar elaborando un informe, tanto desde nuestra casa, como desde un parque o, ¿por qué no?, al borde de una piscina.
  2. Su automatización. Es indudable que muchos de las tareas que era necesario cubrir con la intervención humana, se han ido sustituyendo por procesos programados. Aunque el grado de sustitución, siempre necesitará de una supervisión, el número de personas necesario es cada vez menor. Y su cualificación, más específica, dinámica y flexible. Los nuevos trabajos estarán, cada vez más basados, en la creatividad y la inteligencia interpersonal.
  3. La inteligencia emocional. Este último aspecto nos lleva a destacar lo que Daniel Goleman lleva señalando ya hace unos años: La importancia de la inteligencia emocional en el entorno laboral. Se acaban los tiempos de los líderes distantes para darle la bienvenida a quienes dominan la empatía y son capaces de “leer el ambiente emocional” de su grupo de trabajo.

Enfoques basados en la psicología positiva y el mindfulness, están contribuyendo a cambiar entornos laborales y convertirlos en espacios cada vez más creativos, donde la felicidad de quien trabaja en ellos, es un factor determinante en el éxito de la empresa.
Sin duda, todos estos cambios exigen formación y preparación, como la que se proporciona a través de modelos como el de cursos.com.

A grandes rasgos, la propuesta formativa estará guiada por la creatividad y las relaciones interpersonales. Si apostamos por formarnos enfocándonos en estas dos características, tendremos más posibilidades de realizar un trabajo con futuro.

En un mundo que se mueve con rapidez, la creatividad es innovación, capacidad de sorprender y de encontrar nuevas respuestas. Es, como comentábamos más arriba, la capacidad de entender el cambio y, en cierta forma, anticiparlo. Lo vemos en empresas innovadoras, que se han convertido en una parte esencial de nuestra vida. ¿Quién nos iba a decir, hace unos años, que íbamos a poder hablar por videoconferencia (así lo llamábamos), por nuestro teléfono móvil? ¿O qué, ese pequeño aparato, se convertiría en parte indispensable, de nuestra vida? Detrás de todas estas prestaciones, están “los creativos”, personas que se animan a montar y proponer una idea que, muchas veces, podría parecer disparatada y que termina convirtiéndose en un éxito.

Quien propone novedades, tendrá asegurado un trabajo en este nuevo escenario laboral. Y para esto es indispensable una formación continuada, nueva y original, como la propuesta de cursos.com.

Un segundo, y no menos importante, el trabajo en el futuro vendrá determinado por nuestra capacidad de relacionarnos. Desde la adaptabilidad a grupos o proyectos de trabajo, pasando por la capacidad de comunicación interpersonal, en sus diferentes plataformas, hasta la atención al público. A los humanos nos gusta sentirnos cerca de otros humanos. Y este es otro de los aspectos formativos que deberemos fomentar en nosotros para el futuro.

En resumen, como nos señala este excelente ebook, si habrá trabajo en un futuro exponencial, pero para quienes se formen para ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s