Psicología por defecto

La terapia psicológica ofrece una solución orientada a la capacitación de la persona para la gestión de su propia vida. Es, a mi modo de ver, la opción por defecto a elegir. Quizás nuestra forma de vida dependiente, nos ha acostumbrado a buscar soluciones externas que “eviten” el problema, como es la medicación.

Se confunde su utilidad como un remedio, cuando es más bien un facilitador que puede ayudarnos a descubrir el origen de nuestras aflicciones.Estamos asistiendo a la normalización de la atención psicológica que, aunque queda mucho por recorrer, ha dado pasos de gigante en los últimos años. La psicología es una disciplina totalmente consolidada, aunque seguimos teniendo mucho por recorrer para su total integración dentro de los sistemas públicos y privados de salud.

Dentro de las nuevas opciones terapéuticas en psicología, destacan las llamadas Terapias de Tercera Generación, que parten de un planteamiento contextual, en el que no se ve a la persona como víctima de un trastorno o déficit, sino como alguien que actúa en función de un contexto determinado. Se trata de comprender la función de la conducta y no quedarse únicamente en su forma. Es decir, entender para qué le sirve al sujeto su comportamiento, por qué necesita actuar así o qué gana y qué pierde a la larga.

La terapia no consiste tanto en la aplicación de unas técnicas diseñadas para desembarazarse de sensaciones o pensamientos desagradables sino de entender su malestar y modificar su forma de relacionarse con él.

Se propugna la despsicopatologización y desmedicalización de las terapias psicologícas. Así, el objetivo de la terapia no es tanto el tratamiento de los síntomas típicos del trastorno, sino otras metas como el ajuste psicosocial, la calidad de vida o la recuperación, por parte de la persona, de la capacidad para dirigirse hacia sus objetivos vitales y tener una vida plena.

Se profundiza en el papel de la relación terapéutica. El terapeuta trabaja con el paciente en equipo, como guía y opta por estrategias de cambio de carácter indirecto.
Entre estas terapias podemos destacar: Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), la Terapia de Activación Conductual o la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness, entre otras.
Muchas de las nuevas terapias incorporan mindfulness al tratamiento. Esta adaptación de la meditación a la terapia, viene avalada por los estudios que comprueban, desde diferentes áreas de la neurociencia, los beneficios de la meditación para la salud y bienestar mental.

Su éxito radica en la capacidad que viene demostrando para hacer consciente a la persona de si misma, y de sus capacidades. En cierta manera se está presentando como una forma de reconocimiento de nosotros mismos en contraposición al modelo de paciente dependiente, que ha imperado hasta la fecha.

Como en cualquier oferta profesional, quien marca la efectividad de la misma, es la persona que acude a terapia. Para mi es importante que se experimente una buena conexión terapéutica desde el principio. La empatía y la sensación de personalización del tratamiento son esenciales para asegurar el éxito. Nuestro psicólogo o psicóloga nos debe inspirar confianza, estar abierto a establecer alianzas, saber explicarse, transmitirnos compromiso, seguridad y respeto. El buen profesional es flexible, se interesa por lo que le expresamos siendo sensible a como nos sentimos y transmitiéndonos optimismo.

Cuando alguien viene a terapia quiere saber lo que le ocurre y porque. Un terapeuta efectivo debe ser capaz de explicárselo, sea cuál sea el paciente.

Por otro lado hay que destacar que la práctica de la psicología está regulada y avalada por los Colegios Profesionales de Psicología (en España), que velan por la buena práctica de la profesión y que están a disposición de la ciudadanía para cualquier duda, infomación o denuncia.

La psicología presenta un enfoque basado en la persona y no en los síntomas que pueda tener. En la actualidad, la psicología, va mucho más allá del tratamiento de la enfermedad y se busca la capacitación de la persona para poder ser un gestor adecuado de su propia vida.

No es necesario estar enfermo para acudir a terapia psicológica.

Anuncios

Un pensamiento en “Psicología por defecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s