¡Ya lo sabe!

Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor.
Mario Benedetti

¿Y si no es así? ¿Si no sabe que aprecias su esfuerzo, que agradeces su amabilidad todos los días … si no sabe que le quieres? Porque este parece ser uno de nuestros mayores problemas a la hora de relacionarnos. Dar por hecho o por supuesto, que las personas lo saben. Que no es necesario que le digamos lo bien que hacen su trabajo o como nos enamora su mirada todos los días.

Algo que se nos viene encima sin casi darnos cuenta … Pero ¿por qué dejamos de decir lo que sentimos? Nos pasa continuamente. Y termina acompañado por una desilusión ¿inesperada?

Nuestra tendencia a lograr metas, que es como nos educa la sociedad en la que vivimos, olvida que las relaciones humanas, a cualquier nivel, son cambiantes y dependen de una alimentación emocional continúa.

Esto es valido en cualquier ámbito. Está estructurado así. Establecemos compromisos o contratos que nos vinculan y damos por hecho que esto es todo lo que tenemos que hacer para que las cosas vayan como creemos, o queremos, que deben ir.

Pero ¿en qué cabeza cabe que poner en un papel que estaré enamorado para toda la vida, pueda tener alguna validez? ¿Es qué podemos predecir el futuro? No tiene sentido alguno y, además, lleva a lo que hemos comentado más arriba ¡A pensar que es verdad!

Les pongo un ejemplo. Si compramos una bella planta que nos alegre la vida ¿la regaremos una sola vez? Si tenemos un hijo o una hija ¿lo alimentaremos solo una vez? Pues lo mismo ocurre con nuestras emociones, especialmente el amor.

La única forma de que quien queremos, lo sepa, es demostrándoselo. A diario. Que sepa que estamos eligiéndole todos los días. Que compartir la vida con él o con ella es una preferencia y no una obligación.

Y esto, que en el amor puede ser más fácil de entender, es algo que deberemos ampliar a todos los aspectos de nuestra vida. Así es como funciona la motivación.

Porque, no nos engañemos, es muy importante tener un trabajo y cobrar dignamente por su realización. Por supuesto. Pero que equivocación estaremos cometiendo, si pensamos que ahí se acaban todas nuestras obligaciones. Si queremos que nuestro equipo de trabajo, que nuestros compañeros o nuestros empleados o alumnos, mantengan la motivación por la tarea, deberemos invertir en ello. No vale solo con pagarles. Al menos si queremos marcar la diferencia y, además, ser felices.

Esto vale también para otro ámbito especialmente sensible. La educación de nuestros hijos e hijas. No se porque pensamos que, en un determinado momento, podemos dejar de decirles lo bien que están haciendo las cosas o lo orgullosos que estamos de ellos. O cuanto les queremos. Parece como si, a medida que crecen, también lo hiciesen sus poderes telepáticos, y esperamos que reaccionen o actúen como nosotros queremos, sin decirles nada. Es la consabida letanía de ¡yo no lo he educado así!. Falso, es precisamente lo que hemos hecho. No olvidemos que pasan con nosotros la mayor parte del día cuando son pequeños. En ese tiempo, podemos estar atentos a su educación, sin duda, pero cuando comienzan a tener más influencias externas ¡es precisamente cuando dejamos de hablar con ellos y lo confiamos todo a nuestra destreza al criarlos cuando estaban mucho más en casa!

No funciona así. Nuestros hijos e hijas cambian constantemente. Y la necesidad que tienen de nuestro acompañamiento y motivación en este proceso no disminuye ¡aumenta! Es verdad que pasaremos por momentos difíciles cuando toque el período del reto pero ¿que mensaje les estamos enviando si abandonamos ahí?

Por eso, si le quieres, díselo ¡a menudo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s