¿Qué es el amor verdadero?

Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?
Fernando Pessoa

Hace ya algunos años, el psicólogo Robert Sternberg, propuso una sencilla explicación aunque exhaustiva sobre el amor.

Sternberg divide el amor verdadero en tres partes. Vamos a verlas de forma que sea sencillo el poder aplicarlas a nuestra realidad. Esto nos podrá ayudar a saber si lo que tenemos en nuestra relación es amor verdadero o no.

Pasión. Incluye atracción física y sexual. Puedes oir música o tintineos y no puedes dejar de pensar en la persona amada. La atracción es abrumadora. Es el reino de las feromonas. Saltan chispas de electricidad y burbujeos químicos. Tienes una necesidad imperiosa de reciprocidad en tus sentimientos. Para la mayoría de las personas este es el inicio del enamoramiento.

Intimidad. La intimidad lleva al apego. Crea cercanía y conectividad. Llamamos a este proceso estar vinculado con otra persona. La intimidad crece, en primer lugar, pasando mucho tiempo con la otra persona. Sigue creciendo al compartir más y más aspectos de nuestra vida. Se sustenta en la confianza y la seguridad. Si no puedes confiar en una persona ni te sientes seguro con ella, la intimidad desaparece y degenera en desconfianza y sospecha.
La intimidad requiere paciencia, y muchos no están preparados para esta tarea. Cuesta. Implica mucha comunicación y generosidad. Si una persona ha sido dañada por relaciones previas, pueden tener muchas dificultades debido a expectativas negativas. La tendencia es a proyectar el pasado sobre la relación actual.

Compromiso. Implica la habilidad para estar conectado pase lo que pase. Una persona madura sobrelleva los malosentendidos y los enfados. La clave para permanecer juntos es creer en la otra persona, no prejuzgarla, nunca. Es trabajar de forma positiva para resolver los problemas. Para construir una relación se deben superar las barreras y asumir que la pareja también está trabajando para solucionarlo.

El compromiso implica ser conciliadores, por encima de nuestras emociones transitorias. No es sencillo, es un contrato que asumimos y por el cual debemos trabajar. Se puede romper, sin duda, no es una tarea para débiles. El compromiso implica estar al lado del otro aunque las cosas se pongan difíciles.

Desde luego que el compromiso no implica que se deba estar de acuerdo en todo, significa entender las diferencias del otro, y respetarlas.

El amor verdadero tiene estos tres componentes, al menos para Robert Sternberg.

Y para ti ¿qué es el amor verdadero?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s