Mi fuerza interior

En mitad del invierno,
finalmente aprendí que había en mi un verano invencible
Albert Camus

Todas las personas la tenemos. Sin la menor duda. Esta fuerza interior aparece en los momentos que más la necesitamos. Muchos ni sabemos que está ahí, otros ni siquiera lo sabrán, bien porque no la necesitarán (o eso piensan) o porque, desafortunadamente, dan la batalla por perdida antes de que empiece.

Este superpoder oculto lo vemos, sin embargo, todos los días. En personas que, estando en circunstancias difíciles, son capaces de esbozar una sonrisa, que es el nivel uno de la fuerza o, nos sorprenden animándonos a todos los que estamos alrededor, con una potencia indescriptible, que es el nivel máximo. Con una intensidad emocional tan fuerte, que nos permite a los demás, si tenemos abierto el corazón y el cerebro, entender lo que es importante de verdad en la vida. Que no es otra cosa que tener la capacidad de seguir viviéndola, disfrutándola a cada momento.

Porque esta maravillosa virtud, que la psicología ha bautizado como resiliencia, aparece como una luz en nuestros (supuestamente) peores momentos. Y, en ocasiones, diría que muchas, nos cambia. Nos hace afrontar una situación nueva como un reto, nunca como un problema, nos enseña a abordarla minuto a minuto, aprendiendo a recargar nuestras pilas emocionales con el apoyo de las personas que nos quieren. Y, además, se produce un efecto mágico de retroalimentación. Las personas que expresan esta fuerza interior son capaces de hacer sentir a los demás la vida en toda su magnitud. Con lo que, paradójicamente, quien quizás, habiéndose acercado a ayudar, termina enredado en una magnifica ola de posibilidades y amor a la vida.

princess-of-mars-820727_640Recuerdo como en casa, siempre que se hablaba de cáncer, lo llamaban, “algo malo”, un claro reflejo de la costumbre social al uso, de ocultar la supuesta debilidad, sin entender que es ahí donde reside la verdadera fortaleza. No es raro, ha pasado con la lepra, el SIDA, y muchas otra enfermedades que nos hacían temer por nuestra vida o la de seres queridos.

Afortunadamente, y ya hace unos cuantos años, llegó la psicooncología. O lo que es lo mismo, la psicología comenzó a demostrar la importancia de los factores emocionales en los procesos de cáncer, y de otras muchas enfermedades. En estos tiempos, esto es algo incuestionable y sustentado científicamente, estudio tras estudio.

Podemos decir que ha ido calando el mensaje de la importancia de que la persona conozca su enfermedad, que la comparta si así lo desea, y que reciba apoyo profesional a todos los niveles.

Es un cambio que se ha consolidado en los últimos tiempos, y que todavía sigue requiriendo de un apoyo decidido por parte de la administración sanitaria, quizás demasiado enrocada en el concepto de enfermedad y de paciente. Porque las personas que yo he ido conociendo en estos años se les podía llamar de todo, menos eso. Son personas activas, conscientes de su enfermedad, que han dado un paso adelante para dejarse ver y apoyarse mutuamente. Algunas como mi amiga y compañera de trabajo Carmen, que fue la que me hizo conocer Ámate, y sus desfiles desenfadados de moda, y otras más cercanas como mi tía Rita, la guapa. Son un ejemplo para todos nosotros.

Y un modelo. Porque lo que hacen día a día consigue que, en este caso el cáncer de mama, se entienda como un proceso, como algo que hay que vivir, enfrentándolo, entendiéndolo, y compartiéndolo.

Por esto estoy hoy con un montón de mujeres, en el Congreso de Ámate, en el Hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife. Y serán dos días muy intensos, en los que aprenderé mucho y, seguro, me reiré un montón.

Porque ese es uno de los efectos colaterales de la resiliencia, incontrolables ataques de buen humor y amor a la vida. Por eso es un superpoder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s