¡No quiero volver!

En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.
Facundo Cabral

Vivimos rodeados de ruido. Bueno, quizás ahora no. Puede que lean esto relajados en la playa o en una magnífica casita rural perdida. Pero lo cierto es que volveremos al ruido, más pronto o más tarde. Y no es solo este molesto aspecto de la vida comunitaria lo que nos hace pensar seriamente en abandonarlo todo e irnos al campo a cultivar papas. Que, dicho sea de paso, de idílico tiene poco. Son las prisas, propias y ajenas, las que de provocan que, en muchas ocasiones, nos sintamos desorientados en el día a día.

Después de que me maldigan por recordarles la vuelta a la rutina no les puedo dejar así. En un magnífico libro, el psicólogo clínico J. Kaplan, nos ofrece algunas claves para vivir mejor desde la conciencia y la atención plena.

El propio Kaplan define la atención plena (mindfulness) como ser consciente de tus pensamientos, sentimientos y acciones sin juzgarnos o criticarnos. También consiste en observar de forma abierta y sin automatismos lo que ocurre a nuestro alrededor. En definitiva, cambiar nuestra forma de relacionarnos con nosotros, con los demás y con nuestro entorno.

Kaplan señala que, en ocasiones podemos encontrar a nuestros mejores entrenadores en atención plena en nuestra propia casa. Los niños se enfrascan en aquello que hacen, disfrutan plenamente de ello y es un verdadero placer observarles. Podríamos aprender mucho de cómo lo hacen. Jugar con ellos, sin mirar el reloj es una buena manera de comenzar. En vacaciones podemos comenzar este entrenamiento ¿no creen?. Se trata de “reaprender” a disfrutar de las pequeñas cosas, de los momentos que dejamos que pasen sin darnos cuenta, día a día.

feet-717507_640Un segundo paso hacia nuestra propio bienestar mental está relacionado con el ejercicio. Y, más específicamente, con nuestra actitud hacia él. Desarrollar una actitud positiva hacia el ejercicio más que obligación de hacerlo, es la clave para integrarlo de una forma natural en nuestra vida.

Eso implica encontrar aquello que nos gusta, que disfrutamos, y no lo que está de moda. Y hacerlo. Una vez estemos en él es importante que lo experimentemos momento a momento, sin marcarnos metas inalcanzables, sean kilómetros o kilos. Estamos haciendo ejercicio porque nos gusta, en si. Lo aceptamos como una forma más de tener una vida plena. Si se convierte en una fuente de frustración, no sirve.

Un tercer paso lo constituye lo verde. No se asusten, no estamos hablando de comida, hablamos de pasear por el campo, por el parque, por sitios que tenemos en nuestras ciudades o cerca de ellas que nos permiten desconectar de los ruidos y de los pasos apresurados de lo cotidiano. Y no es un consejo naif, son muchas las investigaciones sobre bienestar mental las que comprueban la influencia positiva de estos ambientes.

Programar paseos por ellos o, incluso, introducir en nuestra rutina diaria, cruzar el parque cercano o caminar al lado del mar, provocan una sensación de quietud que es difícilmente alcanzable en medio de una calle abarrotada.

Un cuarto paso lo constituye la cultura. Incorporar eventos de este tipo en nuestra agenda nos ayuda a conectar de otra forma con lo que nos rodea. Las exposiciones, conciertos, obras de teatro tienen una influencia muy beneficiosa en nuestras vidas permitiéndonos, entre otras cosas, ver la vida como la ven otras personas y esto nos acerca mucho más a nosotros mismos.

Por último, y quizás lo más complejo para conseguir, es sentir sosiego en nuestro puesto de trabajo, especialmente si llevamos mucho tiempo en el y estamos acostumbrados a una determinada rutina. No nos planteamos que, modificando pequeños aspectos de nuestro entorno laboral conseguiremos que este sea más agradable y pleno.

Un cuadro o fotografía estimulante, unos caramelos, un poco de música, plantas u otros objetos consiguen que nuestro entorno laboral sea algo personalizado.

Conseguir vivir en el presente, disfrutando el momento, ¡de eso se trata!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s