Postureo Psicológico

Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres.
Nicolás Maquiavelo

¿Quién no se ha sentido en algún momento tentado de aparentar? Si, de parecer lo que no es. De usurpar durante un momento, más o menos largo, el papel de otra persona, real o imaginaria.

Esto no es algo que coja desprevenida a la psicología. Más bien todo lo contrario. Es probablemente una de las profesiones en las cuales donde más lo encontramos. Muchos de los problemas que recibimos en consulta, especialmente aquellos que vienen relacionados con las relaciones sociales, tienen que ver con las apariencias, con esta especie de “postureo” psicológico en el que unos tratan de engañar a otros u otras o viceversa. Y también, de paso, a ellos mismos.

Porque, no nos engañemos, vivimos en un mundo de “fakes”, imágenes irreales de un modelo determinado, que pensamos que es más socialmente aceptable. Y se entrena desde pequeño. Nuestros hijos e hijas son castigados por ser diferentes, incluso por ser genuinos. Y esto puede conducir, lamentablemente, a consecuencias trágicas. No encontrarse inmerso en una moda determinada, en una tribu específica o no pensar como la mayoría de grupo conlleva, por lo general, un aislamiento social insoportable, en ocasiones.

Y esto se extiende a la edad adulta. En donde para poder encajar en un espacio u otro, nos solemos olvidar de nosotros mismos. Olvidamos nuestros sueños y los sustituimos por los de los demás, empeñados en cuadrar en las expectativas que se tienen de nosotros. Esto puede llegar a extremos, como la anorexia y la bulimia, en la que este postureo se hace realidad, y lleva a la persona a perder la imagen de su cuerpo y a poner en serio peligro su salud física y mental.

Lo más curioso de todo, es que las apariencias vienen de un original. Es decir, queremos imitar a alguien que nos gusta, para parecernos a él o a ella, vistiendo igual, moviéndonos de forma parecida o cantando sus canciones. Lo paradójico es que cuando el Sujeto Cero de esta cadena surge, si es genuino. Y por eso es admirado. Por su autenticidad. Algo que imitando, nunca conseguiremos.

Por esto la propuesta que les hago es personal. De hecho, depende exclusivamente de ustedes mismos. De su decisión individual. Se trataría de intentar ser conscientes, paso a paso, de todo aquello que hagan. Si, lo se, puede resultar difícil de abordar en un principio, pero se consigue. Intentar saber como se sienten en cada momento, quien les hace felices, con que actividad se sienten realizados, que partes de su vida son las que les llenan … En definitiva, que puede ayudar a que, cada día, se acerquen más a su propia genuinidad. A eso que les hace sentir bien porque está fundamentado en un conocimiento de uno mismo que hace que lo percibamos como propio. Es el principio del camino. Fascinante, se los aseguro.

Anuncios

2 pensamientos en “Postureo Psicológico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s