¿Qué es el Pensamiento Original?

Un pensamiento original vale mil citas insignificantes
Diógenes de Sínope

El Pensamiento Original, en su forma más pura, es el pensar fuera de las líneas del razonamiento convencional. Al considerar esto, no debería ser una sorpresa muy grande el que las habitaciones desordenadas tengan posesiones fuera de lugares “convencionales”. Esto promueve la creatividad.

Supongo que si prefieres “dejar”, refiriéndote a tu ropa en el suelo de tu habitación incluso si el armario está solo a unos pasos de distancia, ciertamente estás pensando fuera de las líneas del razonamiento convencional. El mismo concepto puede aplicarse a otras cosas más abstractas.

Considera la siguiente frase de Albert Einstein: “Si un escritorio desordenado es señal de una mente desordenada ¿Qué debemos pensar de un escritorio vacío?”. La mesa de éste genio tenía la apariencia de que una ex novia vengativa tuvo la misión de destruir su espacio de trabajo, ejecutándolo con mucho éxito. Y simplemente no podemos negar la originalidad de Einstein.

A la lista también se suma Mark Twain con un escritorio quizás caótico como el de Einstein. Y tampoco podemos desconocer a una de las mentes más originales de su generación.

Si las personalidades de ambos no capturan la atención de los Millennials, les dejo como ejemplo a Steve Jobs. No nos debería sorprender que haya sido la mente creativa tras los iBooks, debido a que él tenía problemas ordenando los reales, ya que su oficina era simplemente un desastre. Supongo que esto solo ayudó a que fuera más brillante.

¿Qué significa esto exactamente? ¿Deberías sembrar el caos en tu habitación y oficina esperando un poco de genialidad de vuelta? No exactamente. La relación entre el desorden y la creatividad no es para nada casual. Si empiezas a desordenar las cosas no significa que despertarás una mañana con pensamientos originales.

Si eres “desordenado por naturaleza” lo óptimo sería encontrar un punto medio entre tu desastre habitual y la necesidad de limpiar, porque al reducir drásticamente la cantidad de desorden que tengas puede que reduzcas tu tendencia a pensar con originalidad.

Finalmente, la única forma de que midas la efectividad de la originalidad inducida por el desorden es experimentarlo por ti mismo, así que adelante anda y provoca una lluvia de papeles sobre tu escritorio y tira tu ropa limpia por tu habitación. Disfrútalo. Ve que se te ocurre después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s