¡Qué no te manipulen!

Te amo para amarte y no para ser amado,
puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz.
George Sand

Puede que no te des cuenta. Al principio siempre es así. La peor parte de la manipulación en una relación, viene precisamente de ahí. De la falta de consciencia de que está ocurriendo. Quien te manipula retuerce tus pensamientos, acciones, deseos y aspiraciones y lo convierte en algo que se adecue a su forma de ver la vida y que le permitan moldearte a su antojo. Da miedo ¿verdad?

Lo cierto es que la mayoría de las veces esto ocurre gradualmente, sin darte cuenta. Y viene recubierto de supuesto enamoramiento. En esos momentos, en los cuales parece que debemos ceder para que todo vaya bien. Hoy vamos a analizar algunos de los indicadores que pueden facilitar la identificación de la manipulación.

Te hace sentir culpable … por todo. Siempre empieza así. Si te puede convencer de ello (aunque no sea así), conseguirá que hagas lo que quieras. Al conseguir ponerte en una situación de responsabilidad por un supuesto fallo, es mucho más sencillo conseguir que hagas lo que quiere.
Y todo esto es por amor, por supuesto. Lo hace para que mejores, para ayudarte a ser mejor pareja, mejor persona, mejor para la relación.

Proyecta sus inseguridades en ti. Quien manipula lo hace. Es una magnífica forma de controlarte. Consigue que creas que debes, de alguna forma, tratar de evitar territorios extraños en los cuales no se debe entrar. Por ejemplo, haciendo referencia a los supuestos problemas en una anterior relación. Para que quede claro. Esto no tiene que ver contigo. Tu no tienes que compensar lo que “ocurrió”.
Hay una fina línea entre mostrar consideración por sus sentimientos y la manipulación para hacerte sentir responsable de algo que, claramente, no tiene nada que ver contigo. La consideración es una muestra de amor, mientras que a la manipulación la guía la culpa.

Te hace dudar. Es la clave de este juego perverso. Conseguir que dudes de tus propios pensamientos, convicciones e, incluso acciones. Esto se consigue porque se traspasan continuamente las líneas de la sinceridad y la confianza. La manipulación olvida todo tipo de empatía y compasión, ya que es la máxima expresión del egoísmo. Hablamos de una persona que no sabe quererse a si misma y lo que hace es menoscabar este sentimiento en su pareja. Y lo consigue utilizando todas las armas posibles.

Double_Exposure_by_nirvanaqueen15

Te hace sentir débil, que lo que haces y piensas no está bien. Que te puede hacer mucho daño y perjudicar a la pareja. Sus puntos de vista son, sin duda, mucho mejores para conseguir que la relación vaya bien. Si lo consigue, no harás nada sin que te “den permiso”. Aunque te parezca que no es así.

Te hace sentir responsable de sus emociones. Irónicamente, la manipulación emplea mucho tiempo haciéndote sentir que no eres capaz de pensar por ti para, luego darle la vuelta y hacerte responsable de todas sus emociones. Si está triste, es probablemente porque le has hecho sentir así. Si está enfadado, es porque has hecho algo para ponerle de mal humor.
Esto consigue que pierdas la consciencia de tus propias emociones y que tengas la sensación de no controlar, en definitiva, como piensas o sientes.

Te convence que deseas lo que desea. Todos comenzamos nuestras relaciones sabiendo que habrá que hacer ajustes. Que ahora se trata de vivir en pareja y que esto conlleva cambiar hábitos para adaptarnos a ello. Esto es lo normal.
Lo que no lo es, ni de lejos, es que seas consciente que la única persona que se está adaptando eres tú. Es como si, lo que eras hasta ahora, se diluya en la multitud de condiciones o cambios que la otra persona necesita para poder abordar una vida en pareja.

Si te has identificado con éstas situaciones, quizás es momento de plantearse seriamente tu relación. Recuerda. Quien se enamora de ti, lo hace por como eres. Si lo primero que quiere hacer es cambiarte, algo no va bien.

Anuncios

Un pensamiento en “¡Qué no te manipulen!

  1. Pingback: Sobre la manipulación en el amor. | Fando y Lis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s