A medida que maduramos nos hacemos conscientes que la verdadera felicidad no está en lo que tienes, ni en tus titulaciones, ni en el tamaño de tu casa o el coche conduces. Es encontrar paz, bienestar y calma en tu vida lo que se convierte de pronto en lo más importante. Tu familia, el amor, las cosas que se miden en calidad, no en cantidad se colocan, casi inadvertidamente en primer lugar.

walking_in_sun

Cuanto mayores nos hacemos más comprendemos que la felicidad poco tiene que ver con el orgullo y el ego.

Tiene que ver con nuestros corazones y por lo que laten.

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .