Si observa un tren que arrollará a cinco operarios que trabajan en la vía, ¿empujaría a alguien para que el tren le atropellara y salvar así a las cinco personas? Es uno de los 60 dilemas en cuya resolución se han investigado los circuitos neuronales que procesan decisiones de un grupo de voluntarios. Los experimentos publicados en revistas científicas como Nature y Neuron siguen mediante escáner la actividad cerebral de las personas mientras deciden qué hacer en situaciones límite. La mayoría elige con rapidez, en cinco segundos, no empujar a nadie a la vía.

Otro experimento plantea impedir que se arrolle a los cinco operarios si se manipulan las agujas para desviar el tren a una vía donde se encuentra sólo una persona. Esta acción causaría un posible daño indirecto y evitaría directamente un mal superior. La mayoría opta por mover las agujas. “En este caso decidirse requiere dos segundos más, tanto si la respuesta es afirmativa o negativa a mover las agujas”, explica la profesora López Moratalla. Se observa que la activación de áreas del cerebro que desempeñan funciones de análisis y cálculo coste/beneficio es más intensa que en el dilema de empujar a alguien. Por el contrario, se reduce la actividad en las áreas que procesan las emociones.

En este video de la Universidad de Navarra, se analiza como funciona nuestro cerebro cuando tiene que enfrentarse a dilemas éticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.