Interesante pregunta que nos plantea Antonio Crego desde su blog.

psy'n'thesis

DepressionCognitiveVulnerability

Las emociones pueden ser tan contagiosas como una gripe. Basta una breve interacción con una persona, tal vez una aparentemente intrascendente conversación de ascensor, para que nos inocule el virus de la tristeza o nos contamine con los microbios de la ira. También, del lado positivo, muchas veces es suficiente pasar al lado de alguien que sonríe para que comencemos a sentirnos mejor…

Pero, ¿qué ocurre con los pensamientos que se asocian a tales emociones? ¿son igualmente contagiosos? ¿y qué sucede cuando se trata de relaciones con una cierta estabilidad, como aquellas que mantenemos con nuestra red social habitual?

Un interesante estudio, publicado en Clinical Psychological Science, ha analizado si la vulnerabilidad cognitiva a la depresión puede ser contagiosa -literalmente- entre compañeros de habitación. En concreto, el foco del estudio se pone en dos tipos de vulnerabilidad. Una, la tendencia a centrar la atención en los pensamientos negativos y…

Ver la entrada original 972 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.