Si piensas que puedes, tú puedes. Y si piensas que no puedes, tienes razón.

Mary Kay Ash

Son muchas las personas que me hacen esta pregunta. Ellas mismas se encuentran abiertas al cambio personal, en su estilo de vida, en su forma de afrontar el mundo. Pero, alguien cercano, frecuentemente su pareja o amigos muy queridos, no.

Los psicólogos insistimos en la importancia de avanzar y de intentar rodearnos de personas positivas. Y esto causa una intensa contradicción cuando la situación es la que apuntamos.

¿Me estás diciendo que me aparte de su lado? No, por supuesto que no es esto lo que pretendo. Aunque el proceso de cambio personal puede aflorar emociones que nos lleven a replantearnos muchas cosas, el objetivo no es romper con quien quieres. Más bien es aprender a ayudarle.

Intentar que alguien cambie no es tarea sencilla. En primer lugar, porque es otra persona, y no nosotros, que si queremos hacerlo, que estamos motivados para ello. Las preguntas son un poco diferentes. Debemos dar unos pasos atrás y plantearnos nuestro propio proceso para conseguir que quien queremos que nos acompañe a ver la vida desde otra perspectiva, lo haga.

good-friends

¿Quiere cambiar? Si no es así ¿cómo puedo persuadirle para que lo considere? Y, algo a tener muy en cuenta, ¿cómo afectará esto a nuestra relación?

A continuación te propongo tres aspectos a tener en cuenta para comenzar este proceso de ayuda.

1. ¿Ha considerado la posibilidad?

Parece obvio, pero si no tenemos en cuenta lo que piensa la otra persona, tenemos el fracaso asegurado. Somos muy celosos de nuestra forma de ser o actuar. Hemos tardado muchos años en ser como somos para que alguien venga a decirnos lo que tenemos que hacer. Estamos sugiriéndole a alguien, en cierta forma, que deje de ser como es. Y eso no es sencillo. Una buena opción es predicar con el ejemplo. Si nosotros lo hacemos, quien esta a nuestro lado puede planteárselo.

2.  No juzgar.

En terapia, el buen profesional de la psicología no debe juzgar. Las personas que acuden a la consulta tienen una vida que van a abrir a un extraño.

Si juzgamos a alguien, es decir, si le decimos lo que debe hacer, estamos estableciendo el tono equivocado en nuestra ayuda. Nos colocamos, inconscientemente, en un nivel superior. Esto destruye cualquier posibilidad de apoyo.

Como podemos imaginar, no juzgar puede resultar muy difícil, puesto que estamos intentando que alguien cambie. Aceptamos a la persona como es y estamos interesados en su bienestar, esa es la clave. No elegimos que cambio debe hacer. Estamos a su lado para apoyarle, sin juzgar. Además este es, también, un gran paso para nosotros. A los humanos nos encanta juzgar a los demás y es difícil abandonar ese hábito.

3.  Incrementar su conciencia de cambio.

Es quizás la tarea más difícil. Implica aceptación del cambio que la otra persona elija. Y, en ocasiones, no es el que nos hubiese gustado. Observar las situaciones que hacen que la persona este incomoda o triste, y acompañarle para que sepa que estamos ahí, sin juzgar, es un primer paso importante. Detectar los indicios que puedan significar que quiere cambiar algo es el momento para manifestarles nuestro apoyo en aquello que elija modificar.

Es importante destacar que todos tenemos que sentir nuestros cambios como propios, para poder percibir nuestra competencia al hacerlos. Si no, no vale. A medida que la persona produzca sus propios cambios, adquirirá competencia y seguridad y esto le animará a acometer todo aquello que quiera modificar.

En resumen, conseguir que otra persona cambie debe ir precedido de estos pasos. No conseguiremos que lo haga si no quiere. Y además corremos el peligro de provocar una reacción adversa, consiguiendo que se reafirme en su conducta, que puede no gustarle, pero que es la que conoce y, por lo tanto, la que le exige menos esfuerzo mantener.

En teoría, dos personas trabajando juntas para cambiar algo, hará que el proceso sea más sencillo e ilusionante. Pero, no olvidemos, la decisión debe ser tomada por quien quiere hacerlo, no por quien piensa que debería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.