La indignación moral es, en la mayoría de los casos, un dos por ciento de moral, un cuarenta y ocho por ciento, indignación, y un cincuenta por ciento, envidia.

Vittorio de Sica 

Somos peculiares. Sin duda. En estos últimos días he tenido la oportunidad de observar dos curiosos fenómenos relacionados, a su vez, con dos eventos desarrollados donde resido.

El primero de ellos tiene que ver con la solidaridad. Un conocido presentador de televisión montó un enorme circo mediático para conseguir donaciones de comida de empresas y particulares. El resultado objetivo fue impresionante. Más de 300 toneladas de comida no perecedera aderezado por el protagonismo del mencionado presentador y de un montón de voluntarios, profesionales y amateurs, llevando a cabo un enorme trabajo con una organización exquisita.

El segundo tiene que ver con la alegría. Muchísimas personas muy contentas porque el equipo de fútbol local ha ascendido de categoría. Sonidos de bocina, banderas ondeando y gente que no se conoce cantando y riendo juntas.

solidaridad5

Aparte de la factura de un evento y lo molesto (por el ruido) del otro, se me ha hecho difícil entender porque ambos molestan a una buena parte de personas, anónimas o no.

Desde mi óptica, profesional, resulta paradójico comprobar como a pesar de que muchos estudios corroboran que la generosidad es una de las mayores fuentes de felicidad, siendo recomendada para contrarrestar estados depresivos o de tristeza, este no parece ser el caso cuando la ejercen otros.

Y la pregunta es ¿por qué? La respuesta puede ser más que sencilla. Al no poder o no querer hacerlo nosotros, nos produce una intensa frustración. Y esto hay quien lo canaliza avergonzándose o sintiendo no poder hacerlo y hay quien lo exterioriza vilipendiando a  quien lo hace.

Quizás habría que plantearse si la receta para salir de esta situación emocional que tenemos es la inactividad, egoísmo y tristeza. Desde un punto de vista profesional les aseguro que no es así. Ser generosos nos hace más felices y estar alegres nos hace ver las cosas desde un punto de vista más positivo. Y esto señoras y señores, nos hace sentirnos más unidos frente a la adversidad. ¿Alguien pone en duda que es lo que necesitamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .