Al meditar no nos alejamos de la sociedad, no nos escapamos de ella, sino muy por el contrario, nos preparamos para reinsertarnos adecuadamente en ella.

Thich Nhat Hanh

Si hace unos años me hubiesen dicho que estaría escribiendo un artículo sobre meditación y psicología, no me hubiese extrañado. Lo que desde luego si me llamaría la atención es que este artículo fuese en sentido positivo.

En la actualidad, sin embargo, las cosas han cambiado. No solamente para mí. Son ya muchos los estudios que han profundizado sobre los beneficios de esta práctica milenaria: desde la mejora de la productividad, la memoria o la capacidad atencional, hasta la disminución del estrés.

Pero quizás debería comenzar definiendo que es la meditación, al menos en lo que a la psicología experimental se refiere.

Si vemos esta palabra, a la mayoría de nosotros se nos vendrán a la cabeza imágenes de monjes calvos vestidos de blanco con cara angelical. Pero no es de esto de lo que hablamos aquí. La meditación mindfulness, a pesar de su extraño y prácticamente intraducible nombre, trata realmente de entrenar a nuestro cerebro a concentrarse y enfocarse mejor. Es cultivar la capacidad de estar atento, en el momento presente, observando nuestros pensamientos y lo que nos rodea, sin juzgar.

No hace falta comprarse una ropa especial, quemar incienso o sentarse de una forma particular. El propósito de la meditación es entrenar a nuestro cerebro exactamente igual que al resto de nuestros músculos.

url

Aunque el concepto viene de la tradición budista, hindú y china, cuando hablamos de psicología experimental, el mindfulness (o como se ha traducido al español, la atención plena), tiene menos que ver con la espiritualidad y más con la concentración. La habilidad para serenar tu mente, focalizar la atención en el presente y observar sin distraernos lo que nos acontezca durante la práctica.

En un reciente artículo publicado en Trends in Cognitive Sciences, se documentan intensivamente los beneficios de diferentes tipos de meditación. Los autores vienen a concluir que esta práctica milenaria incrementa la capacidad de concentración, reduce la ansiedad y facilita el descanso. Algo que aquellos que la llevan practicando hace años ya saben, pero la ciencia necesita comprobar para difundir. Y a eso es a lo que nos dedicamos desde aquí.

3 pensamientos

  1. Very Quality techniques are used here for miditateon. I like these techniques even I tried these techniques and found lot of benefits. During my miditateon experience, I felt myself in a totally different world.Really very effective techniques..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .