Discurso final del personaje de Al Pacino en Esencia de Mujer, una recomendable película de hace unos años

El Coronel retirado que interpretaba estaba defendiendo al estudiante que interpretaba Chris O’Donell en el colegio de élite donde estudiaba, y donde le habían acusado de cierto escándalo, el cual no había provocado. La culpa era de otro compañero, que partía con la ventaja de tener a su papi adinerado para ayudarle. Y claro, O’Donell no tenía prestigio familiar para ayudarle a salir del atolladero. Pero lo que no sabían los demás, es que sí tenía a un peso pesado como Al Pacino para ponerlos en su sitio.

Y eso, amigos míos, se llama integridad. Eso se llama valor. Y esa es la pasta de la que deben estar hechos los líderes. Yo he llegado a muchas encrucijadas en mi vida. Siempre he sabido cual era el camino correcto. Sin excepción. Lo he sabido, pero nunca lo he tomado. ¿Saben por qué? Porque era jodidamente duro. Aquí tienen a Charlie. Ha llegado a la encrucijada. Ha escogido un camino. Es el camino correcto. Es un camino hecho por el principio que conforma un carácter. Dejémosle continuar su andadura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.