A menudo nos planteamos, a la hora de elegir en que gastar nuestro dinero, si preferimos algo “material” o algo que no lo es. La duda puede surgir entre una nueva televisión o hacernos un pequeño viaje. Si le preguntamos a un psicólogo social, nos dirá que, sin duda, es mejor invertir en experiencias que en posesiones. Las experiencias nos hacen más felices.

Eric Horow, en su magnífico blog nos aporta una explicación sobre las razones. Dos psicólogos dela Universidad de Cornell, Rosenzweig y Gilovich, proponen una interesante investigación de los motivos porque esto ocurre. Plantean su estudio basándose en el  arrepentimiento.

En el caso de una compra material el arrepentimiento proviene de la acción, como puede ser haber comprado algo que no nos gusta, no sirve o no es bueno.

Mientras que en caso de una experiencia, el arrepentimiento proviene de la inacción, por ejemplo, no haber ido a un concierto o no hacer un viaje.

Así, los que compraron algo “material” pueden sentirse comparativamente más insatisfechos que aquellos que aquellos que no optaron por la experiencia.

La conclusión es que a unos, tomar una decisión, los condujo a más infelicidad que a otros que no la tomaron. La infelicidad de haber fracasado invirtiendo en algo que no nos gusta es superior a aquella provocada por no haber invertido en algo que nos gusta.

Para los autores, la justificación de esto viene derivada de la capacidad de intercambio o comparación que tienen ambos tipos de compras. Si compramos un coche, pasamos inmediatamente a compararlo con los otros que no hemos comprado. Sin embargo si no nos vamos de viaje, experiencia, es muy complicado compararlo, ya que la mayoría de las sensaciones que nos producirían son íntimas.

Desde luego que se pueden extraer muchas lecturas sobre este tipo de estudios, pero una que me gustaría destacar en esta entrada viene relacionado precisamente con la experiencia.

Cada momento de la misma es único. Un viaje, un concierto, un paseo con los amigos, son nuestros. Solo viviéndolos intensamente, podremos convertirlos en parte de nuestra experiencia vital que es, por otro lado, lo que realmente nos satisface. Vivamos nuestro momento, estando presentes ahí.

2 pensamientos

  1. Buenas tardes, con razón le llamas psicología para entendernos!! Las experiencias son únicas, si señor, cada vez más lo material lo dejamos de lado, no se si ocurre por la edad, o porque estamos más pendientes de lo que no es “lo material”. Incluso aunque compremos algo que no nos gusta o nos nos aporta nada, intentaré sacarle el lado positivo; por lo menos, aprender para que no vuelva a ocurrir.

    Gracias Leo, y feliz semana!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .