El miedo puede llevar a los hombres a cualquier extremo.

George Bernard Shaw

¿Qué es una fobia?

Una fobia es una manera elegante de nombrar un temor. Sin embargo, una fobia no es cualquier temor. Es normal que sintamos temor frente a determinadas situaciones, de hecho es algo adaptativo que nos protege y evita que nos pongamos en peligro innecesariamente: pasar junto a un perro que está gruñendo en la calle o escuchar un trueno ensordecedor.

Una fobia es diferente, porque es un temor extremadamente intenso frente a una situación o algo determinado. Es también un tipo de temor que no desaparece. Una persona que sufre una fobia sentirá temor cada vez que experimente o esté expuesto a aquello que lo dispara. No sentirá ese temor sólo una o dos veces, lo sufrirá siempre.

Las personas que padecen fobias suelen evitar la situación o aquello que los atemoriza. Una persona que tiene fobia de los lugares cerrados estará demasiado asustada como para tomar el ascensor. En ocasiones, cuando nos vemos obligados a enfrentarnos con aquello nos produce miedo, sobreviene la ansiedad y el pánico.

Los ataques de pánico pueden resultar muy atemorizantes y hacer que una persona tiemble, transpire y respire más rápido de lo normal. Se pueden experimentar dolores de pecho, mareos o sentir que su corazón está latiendo demasiado fuerte y falta de aire.

Con frecuencia, la persona que padece algún tipo de fobia es consciente de que el terror que experimenta ante determinadas cosas y situaciones es infundado, pero no por ello consigue dejar de sentirlo. Las fobias se caracterizan por ser temores irracionales. Se trata de miedos intensos, persistentes y desproporcionados, pero no podemos evitarlos.

Por más que a más de uno le resulten curiosas o sorprendentes, las fobias no son un trastorno extraño. De hecho, son muy comunes. Los expertos calculan que las fobias en su conjunto tienen una incidencia en el 5% de la población mundial.

Desde un punto de vista profesional las fobias se clasifican en tres grandes grupos: fobia específica, fobia social y el trastorno por ansiedad generalizada.

Tipos de fobias

Dentro de la variedad considerada como fobia específica, existen diversos tipos, entre los cuales se encuentran las de tipo situacional (miedo a viajar en avión, a subirse a escaleras mecánicas, a hablar en público, etc.), a determinados objetos (a un determinado tipo de objetos, como a los elementos punzantes, a los muñecos, a las cuerdas, a los ordenadores) o incluso a determinados fenómenos ambientales, como las tormentas o el calor, o a los animales entre otras

Distintas a las fobias específicas son aquellas fobias del tipo social. En este caso, el disparador del miedo es una situación social en la cual el individuo experimenta incomodidad extrema, o síntomas físicos como sudoración, mareos, palpitaciones, falta de aire, e incluso desmayos.

El último de los tipos de fobia es el conocido como trastorno de ansiedad generalizada. En estos casos, las personas experimentan angustia y preocupación en exceso frente a una variedad de acontecimientos, y este estado –que al individuo le resulta muy difícil de controlar- se prolonga en el tiempo.

Si bien es difícil determinar cuáles son las diez fobias más comunes (ya que varían según el sexo y la edad –los adolescentes padecen fobias sociales con más frecuencia que los adultos-), he aquí una lista de las que se consideran más frecuentes en general:

Aracnofobia: Miedo a las arañas.

Sociofobia: Persistente e intenso miedo a ser juzgado negativamente en situaciones sociales.

Aerofobia: Miedo a viajar en avión.

Agorafobia: Miedo a los espacios abiertos.

Claustrofobia: Al contrario que la agorafobia, este trastorno implica el temor a quedar confinado a espacios cerrados.

Acrofobia: Se trata del miedo a las alturas. No simple vértigo, sino un temor que ocasiona ansiedad a quienes lo padecen.

Emetofobia: Fobia al vómito o a vomitar.

Carcinofobia: Miedo a contraer cáncer.

Brontofobia: Son comunes las fobias que involucran elementos climáticos o determinados fenómenos meteorológicos.

Necrofobia: El miedo a la muerte es algo natural e instintivo en el hombre, posiblemente porque la muerte es lo desconocido. Además, se asocia la muerte con los padecimientos que la preceden, dolor, sufrimiento, etc. Sin embargo, algunas personas padecen de una verdadera fobia a la muerte y a los seres muertos.

Tratamiento

La mayoría de las fobias que sufrimos condicionan de una forma u otra nuestra vida por lo cual deberemos decidir hasta que punto estamos dispuestos a convivir con dichos condicionantes o ponerle remedio. Para ello es imprescindible acudir a un profesional de la psicología que nos diseñará un programa específico de tratamiento para conseguir superarla.

Por ultimo es importante destacar que no debemos forzar a nadie a “enfrentarse” con sus miedos. Si esta persona padece una fobia su reacción o las consecuencias de estos intentos pueden ser muy perjudiciales para su salud mental.

8 pensamientos

    1. Gracias Yván por compartir tu blog conmigo. Me ha gustado mucho lo que escribes (y como lo haces). Es verdad que el miedo es algo que atenaza en algunas ocasiones y que debemos desterrarlo siempre que sea posible. Me encanta tu consideración entre miedo y respeto. Me da que ese significado de “respeto” es muy canario ¿no crees?
      Date un salto por http://www.facebook.com/LeocadioMartinCambiate y únete a los comentarios. Te lo agradecería mucho.

      Leo

      1. No tengo Facebook, pero en menos de 5 minutos me añado a tus seguidores de twitter espero que sea recíproco. He leído el artículo de lo relevante, instrumental e inútil, me parece fabuloso. Colaboro en el blog de Mónica Grossoni “éxito en la vida y en los negocios” escribiendo un par de artículos mensuales, al hilo de lo que escribes en este post te dejo el link del artículo escrito que algo tiene que ver con lo que escribes. Me alegro mucho que te haya gustado el blog. Si quieres colaboración del tipo que precises no tienes más que “abrir la boca”. Es un placer Leo.

        http://monicagrossoni.wordpress.com/2012/01/31/el-dia-que-se-hara-la-luz-empezamos-hoy/

        Un saludo.

      2. Me gusta lo que propones Yvan. Estoy en proceso de consolidar mi propuesta de psicología para vivir mejor. Es un claro enfoque de psicología positiva. El último post es parte de una propuesta formativa que estoy preparando. Te tengo al tanto de ella.

  1. Soy Diplomado en Ciencias Empresariales, el año que viene empiezo con Psicología; me encantaría dar formación o crear una empresa que facilitara las cosas o diera los medios necesarios para que seamos cada vez más positivos y mejores profesionales. Me gustaría aprender y podríamos proponer esa formación para el resto de ciudades. Te seguiré y estoy para lo que necesites.

    Un saludo Leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .